La cotización de la divisa estadounidense marca la evolución de los precios debido a la alta dolarización de la economía local

Durante las últimas tres semanas el comportamiento de la divisa ha mostrado un deslizamiento continuo al alza en porcentajes pequeños, que podrían parecerse a una estrategia de “minidevaluaciones” o “crawling peg”.

Frente a este escenario surgen una serie de preguntas entre las que destacan: ¿Está el BCV asumiendo una política cambiaria de minidevaluaciones en armonía con el Ministerio de Finanzas? ¿Por qué lo estaría asumiendo? ¿Se le acabó el dinero con el que entraba agresivamente al mercado cambiario para anclar el dólar?

Buscando respuestas, Contrapunto.com contactó al economista Ángel Alvarado para tratar de identificar desde el punto de vista técnico qué está sucediendo con el comportamiento de la cotización de la divisa estadounidense.

“Hay un deslizamiento efectivamente. ¿Es crawling peg? ¿Una estrategia? No lo sé, es difícil. Yo no puedo saberlo”, señala el economista.

En su análisis, Alvarado comienza mirar el fenómeno como una cebolla a la que le va quitando capas para tratar de llegar a su núcleo. Mira al final una “trampa” que coloca la propia situación caótica de la macroeconomía venezolana.

“Esto pareciera mostrar un camino para tratar de acabar con la sobrevaluación del bolívar y tratar de darle cierta competitividad a los transables venezolanos, a la producción nacional”, explica Alvarado.

Sin embargo, señala que la usa políticamente para atacar la hiperinflación y ahora tratar de dominar los precios anclando el tipo de cambio “no detiene la inflación local, ni las expectativas. Eso sobrevalua el tipo de cambio, encarece los bienes que producen internamente”.

“Lo que va a pasar es que, al estar tan dolarizada la economía y los precios pegados al dólar, todo el deslizamiento del tipo de cambio se va a traducir a inflación. Si bien es cierto que estás resolviendo la sobrevaluación del tipo de cambio, el costo que se tiene que pagar es la inflación. Estás entrampado”, sentencia el economista.

Sobre la posibilidad de que el Estado haya bajado sus ingresos por merma en los ingresos provenientes del aumento de los precios del petróleo y lo complicado que resulta exportar crudo debido a las restricciones impuestas por la Casa Blanca, Alvarado señala: “Creo que tienen capacidad para entrar en el mercado cambiario, pero están tratando de corregir, en alguna medida, el nivel de sobrevaluación del tipo de cambio real”.

“Yo creo que lo que deberían hacer es tratar de acabar con la inflación. No se pueden plantear distintos objetivos en este momento, tienen muy poco margen de maniobra. Creo que lo que les toca es anclar el tipo de cambio, porque tienen la capacidad para intervenirlo y es la única forma de acabar con las expectativas de inflación que tiene la gente”, sostiene en su análisis Alvarado.

Señala que durante el 2021 se mantuvo el dólar en una rango cercano a los 4,5 bolívares “y la inflación era de 150, 170%”. Sentencia que “eso no es suficiente para bajar la inflación, por más dinero que tengas para hacerlo, se necesita credibilidad, confianza, institucionalidad, que no se tiene”.

“Si yo fuera el BCV trabajaría en esos temas de los que carece: credibilidad e institucionalidad. Creo que no la tendrán bajo esta directiva por su pasado en el que crearon una hiperinflación. Por el otro lado me concentraría en bajar la inflación, es deci,r si tienen la capacidad de anclar el tipo de cambio, hacerlo y trabajar en cambios institucionales”, dijo finalmente el economista.