“Debemos ser plenamente conscientes de las ventajas de China en los recursos de tierras raras”, expresó la patronal del sector

La Asociación de la Industria de Tierras Raras de China, patronal formada por unas 300 firmas del sector, aseguró que el coste de los aranceles impuestos por Estados Unidos a productos chinos debe ser pagado por los consumidores y los mercados de ese país.

En un comunicado publicado en su página web, la institución muestra su “firme apoyo” a las contramedidas que China decida aplicar después de que el Presidente estadounidense, Donald Trump, anunciase la semana pasada nuevas tasas de 10% sobre importaciones chinas valoradas en 300.000 millones de dólares.

“Las tierras raras son un recurso estratégico importante. (…) Debemos ser plenamente conscientes de las ventajas de China en los recursos de tierras raras”, se indica en el documento, que resume una reunión celebrada el pasado día 5.

Varias fábricas que procesan tierras raras en la ciudad de Baotou. Foto: AFP.

Asimismo, el organismo conmina a sus miembros a que “entiendan totalmente las particularidades de la exportación de productos de tierras raras (…), prevenir riesgos de forma efectiva y reducir pérdidas”, justo antes de asegurar que deben ser los clientes y los mercados en EE.UU., los que deben cargar con los costes de los aranceles.

La Asociación, siguiendo la línea marcada por el oficialismo, califica de “acoso comercial” la actitud de Washington, y considera que la “compleja y grave situación” producida por la disputa arancelaria se debe únicamente “a la unilateralidad y al proteccionismo” del Gobierno estadounidense.

Las tierras raras son un conjunto de 17 elementos imprescindibles para la fabricación de productos tecnológicos y Pekín amenaza con cortar el grifo, dado que China es el origen de en torno 80% de las que importa EE.UU.