El informe de la agencia detalla que los pronósticos para la industria petrolera de Brasil son positivos, estables para Colombia y Argentina, y negativos para México

Según el reporte de la agencia calificadora Moody’s, la industria petrolera de Latinoamérica se beneficiará por la producción y la estabilidad de los precios del crudo.

El informe difundido este martes por la agencia considera que el entorno económico y regulatorio de la región será estable a partir de este año, lo que estimulará los volúmenes de las ventas y las inversiones en buena parte de la región.

Asimismo, señala que la perspectiva para la industria de hidrocarburos es estable para la región. Detalla que los pronósticos son positivos para Brasil, estables para Colombia y Argentina, y negativos para México.

“Los precios relativamente estables del petróleo y gas, la producción estable y la utilización de la capacidad, y las mejoras continuas en la eficiencia operativa ayudarán a incrementar el Ebitda (beneficios antes de intereses, impuestos, depreciaciones y amortizaciones)”, dice la nota de Moody’s.

Foto: Pixabay

La agencia estima que el Ebitda del sector se ubicará cercano al 9% para la industria petrolera y de gas latinoamericana en 2020, aunque consideran que podría mejorar la perspectiva a positiva si este indicador aumenta más de 4% en los próximos 12-18 meses, y a negativa si crece menos de 1,5%.

La percepción actual de la industria petrolera de Brasil es positiva. Con respecto a Colombia, estiman que se mantendrá estable hasta 2020 con precios estables que mejorarán los resultados operativos de las petroleras.

En Argentina, por su parte, los términos de los negocios en la industria se mantendrán estables hasta mediados o finales de 2020, con un entorno regulatorio en evolución “compensado por las oportunidades de inversión relacionadas con proyectos petroleros no convencionales”.

“Por el contrario, el entorno operativo de la industria petrolera mexicana es negativo debido a la incertidumbre que rodea al entorno regulatorio y legal y a la débil posición de liquidez de Pemex”, dice Moody’s.