El Instituto Nacional de Estadística y Geografía azteca precisó que en el período enero-abril el indicador acumula una caída de 1,2% frente al mismo plazo del año anterior

Casi tres puntos porcentuales cayó La producción industrial en suelo mexicano para el cuarto mes de 2019, es decir, 2,9 a tasa anual debido a la caída de los sectores de la minería, la generación eléctrica, la construcción, así como la manufactura, según el informe emanado este martes 11 de junio del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) de la nación azteca.

Esta cifra fue resultado de la caída de todos los sectores desde la minería (9%), la construcción (4,2%), la generación y transmisión de energía eléctrica, agua y gas (3,1%) y la industria manufacturera (0,4%), precisó el organismo a través de un comunicado.

Durante el periodo enero-abril, la producción industrial acumuló una caída de 1,2% frente al mismo periodo de 2018.

En cifras desestacionalizadas, la actividad industrial subió 1,5% en abril respecto al mes previo, producto de los avances en la construcción (2,2%), la generación de electricidad (1,6%) y la industria manufacturera (0,6%) y pese a la caída de la minería (0,6%).

La producción industrial en México aumentó 0,2% a tasa anual en 2018 gracias al alza en la generación de electricidad, en la industria manufacturera y en la construcción.

En 2017 esta disminuyó 0,6% interanual debido a la reducción de la minería, la construcción y la generación de electricidad.

El producto interior bruto mexicano creció 2% en 2018, lo que supuso una ligera ralentización frente al 2,1% del año anterior.

Andrés Manuel López Obrador, primer mandatario de esa nación, prometió que su país crecerá a 4% en promedio anual durante su sexenio que culmina en 2024.

No obstante, tanto analistas como bancos y organismos internacionales consideran poco viable esta cifra y, al menos para 2019, estiman que el país crecerá alrededor de 1,5%, una cifra que han ido ajustando a la baja durante el año.

El producto interno bruto (PIB) de México se contrajo 0,2% en el primer trimestre de 2019 frente al periodo octubre-diciembre del año anterior.

La reciente amenaza arancelaria de Estados Unidos hacia México, solucionada ‘in extremis’ por la diplomacia, llevó a varias entidades a alertar de la posibilidad de recesión en México.