Para Francisco Rodríguez, la ejecución de este plan solo será posible si Nicolás Maduro y Juan Guaidó logran un acuerdo político

El economista Francisco Rodríguez presentó este lunes el programa Petróleos por Venezuela como una de las opciones para atender la crisis humanitaria en el país, ya que podría generar 8 mil millones de dólares al año para la compra de alimentos y medicinas.

En un conversatorio organizado por la Fundación Petróleo por Venezuela, Rodríguez indicó que en medio de las sanciones de Estados Unidos, este programa podría ser factible con la emisión de una nueva licencia de excepción  humanitaria por parte del Departamento del Tesoro que permita la compra de alimentos y medicinas.

Sin embargo, alertó que solo será posible si Nicolás Maduro y Juan Guaidó logran un acuerdo político que permita la ejecución de este programa.

Asimismo, el economista explicó que el programa que propone es diferente al convencional porque una instancia autónoma e independiente sería la responsable de realizar el proceso de compra y distribución de los alimentos y medicinas dirigidos a la población.

Igualmente, plantean que la distribución se realice a través del sector privado.

La nutricionista y activista Susana Raffalli, quien también participó en el conversatorio, aseguró que esta crisis tiene dos tipos de afectados: “los que murieron y los que se quieren morir porque no aguantan”.

Raffalli también explicó que en el país nos encontramos ante una crisis venezolana cuyo fin es indeterminado, lo que conlleva al desgaste de la población que se mantiene en el país.

Para Raffalli, una iniciativa como el programa Petróleos por Alimentos no será suficiente para ese desgaste, por lo que solo podrá acabar con las necesidades de alimentos y medicinas.

Señaló que una iniciativa de este tipo debe ir a la par con solucionar los requerimientos de agua potable de la población, al tiempo que debe distribuir alimentos fortificados.

Finalmente, Jesús “Chuo” Torrealba pidió construir opciones que permitan atender a las víctimas de la emergencia humanitaria compleja.

También resaltó que no existe una solución violenta a la crisis de Venezuela.