La crisis de la gasolina se mantiene y las “bombas de gasolina” siguen concentrando la atención de los dueños de vehículos

Las estaciones de servicio de Caracas registran grandes colas para cargar combustible, tanto en las subsidiadas como en las de precio internacional.

Las filas de carros se hacen desde la madrugada y existe un promedio de entre cuatro y cinco horas en Caracas, en donde se surte a precio subsidiado.

En el caso de las estaciones que surten a precio internacional, el tiempo de espera está entre 15 minutos y una hora.

Capítulo aparte es el interior del país, donde las largas filas mantienen una espera de hasta cuatro días, no importa el precio al que surta la estación de servicio.