La medida se aplica a las importaciones realizadas directamente por el Estado venezolano, por empresas de su propiedad, compañías mixtas o empresas privadas

Las importaciones de combustible realizadas por las empresas públicas y privadas del país no pagarán impuestos país por un año.

La medida publicada en la Gaceta Oficial Nª 41.890 del pasado 29 de mayo, en la cual se establece la exoneración de los impuestos  al Valor Agregado, Importación y Tasa por Determinación del Régimen Aduanero, o cualquier otro tributo aplicable, a las importaciones y ventas de combustibles derivados de hidrocarburos, así como los aditivos necesarios para mejorar la calidad de la gasolina.

El decreto detalla que la medida se aplica a las importaciones realizadas directamente por el Estado venezolano, por empresas de su propiedad, compañías mixtas o empresas privadas.

Para gozar del beneficio las empresas deberán presentar la relación de los bienes a importar con su respectiva factura comercial emitida por el ente encargado de la compra, así como el Oficio de Exoneración de Tasa por Determinación del Servicio Aduanero del Seniat.

La exoneración del IVA se evaluará semestralmente, de acuerdo con los criterios que determine el Servicio Nacional Integrado de Administración Tributaria y Aduanera (Seniat).

El texto legal también insta a las autoridades competentes a extender esta exoneración a los impuestos, tasas y contribuciones que administren en el marco de sus competencias con el fin de contribuir al apalancamiento de la industria de hidrocarburos.