El equipo designado por el líder opositor señaló que a su llegada, la empresa se encontraba impedida de realizar operaciones financieras en el mercado internacional

En contraste con las recientes declaraciones del ministro de Petróleo, Manuel Quevedo, la junta directiva de Monómeros designada por el presidente de la Asamblea Nacional, Juan Guaidó, asegura que cuando llegó a la empresa las plantas de producción se encontraban a 50% de su capacidad y con grandes limitaciones para relacionarse con todos sus grupos de interés.

A través de un comunicado, la junta directiva señaló que a su llegada, el 11 de abril de 2019, la empresa se encontraba impedida de realizar operaciones financieras en el mercado internacional, como la compra de materias primas necesarias para su normal funcionamiento.

Más temprano, Quevedo señaló que Monómeros estaba en funcionamiento en el año 2018 con un 92% de su capacidad de producción, y ahora produce 22% de su capacidad operativa.

Insisten, además, en que desde su llegada la compañía filial de Pequiven ha logrado grandes avances, como habilitar nuevamente su operación en el mercado internacional, reestablecer relaciones con entidades fundamentales dentro del sector financiero, industrial y agrícola de Colombia, lo que ha permitido recuperar su máxima capacidad productiva y posicionamiento en el mercado.

Asimismo, indican que emprendieron un proceso de fortalecimiento de la organización, alineando responsabilidades desde un enfoque estratégico, optimizando costos y gastos y tomando todas las acciones requeridas para mejorar los procesos operativos, administrativos y financieros de una manera integral.

Señalan que durante estos cinco meses se ha fortalecido la confianza de la empresa en todos los sectores y permitido a los trabajadores emprender iniciativas en beneficio del funcionamiento del negocio, y como ejemplo señalan las acciones para atender el incidente de este 19 de septiembre en la planta de sulfato de sodio que, aseguran, se encontraba fuera de servicio desde hace nueve años y en proceso de desmonte desde octubre de 2018.

Sobre el incidente, el ministro de Petróleo dijo que luego de la explosión, “quisieron hacer ver que eran simulaciones y prácticas” ya que, denunció, buscan desmantelar la empresa práctica” ya que persiguen desmantelar la empresa en complicidad con el presidente de Colombia, Iván Duque.