Eudis Girot asegura que todas están dañadas, tienen cauchos lisos y frenos dañados, entre otras fallas. Además, los trabajadores están “en la miseria, sin comida, cansados, sin seguro médico”

El accidente registrado en Bello Monte, este sábado 23 de mayo, con una gandola que transportaba combustible no solo alarmó a los vecinos de la zona, sino que encendió las alarmas de los dirigentes del sector.

Eudis Girot, director ejecutivo de la Federación Unitaria de Trabajadores Petroleros de Venezuela (Futpv), afirmó que las gandolas que cargan gasolina y gas son “bombas de tiempo ambulantes”.

Girot asegura que todas están dañadas, tienen cauchos lisos y frenos dañados, entre otras fallas. Además, los trabajadores están “en la miseria, sin comida, cansados, sin seguro médico”.