El presidente de la Reserva Federal atribuyó el recorte a la ralentización del crecimiento global, especialmente en China y Europa, y la incertidumbre generada por las tensiones comerciales

La Reserva Federal (Fed) de EEUU decidió este miércoles rebajar las tasas de interés en un cuarto de punto, hasta el rango de entre 1,75% y el 2%, y promete “actuar de manera apropiada para mantener la expansión”.

Se trata del segundo recorte del precio del dinero de manera consecutiva por parte de la Fed, tras el descenso anunciado a finales de julio.

La decisión del Comité Federal de Mercado Abierto (Fomc, en inglés), que dirige la política monetaria, mostró las divisiones internas y contó con siete votos a favor y tres en contra.

Foto: EFE

“El mercado laboral sigue fuerte y la actividad económica ha estado creciendo a una tasa moderada (…) Aunque el gasto de los hogares ha estado creciendo a un ritmo sólido, la inversión empresarial fija y las exportaciones se han debilitado”, sostuvo el comunicado de la Fed.

Por otro lado, revisó este miércoles al alza sus pronósticos de crecimiento para la economía del país al 2,2% este año, frente al 2,1% anticipado en junio; y mantuvo al 2% para 2020, igual que las previsiones de hace tres meses.

Sin embargo, empeoró los pronósticos de desempleo y espera ahora una tasa del 3,7% para final de 2019 y 2020, comparado con las de junio de 3,6% para este año y el 3,7% para el próximo.

Respecto a la inflación, el banco central estadounidense mantuvo sus perspectivas en 1,5% y 1,9% para 2019 y 2020, respectivamente, acercándose a la meta anual definida por la Fed en el 2%.

Foto: EFE

El presidente del organismo, Jerome Powell, atribuyó el recorte a la ralentización del crecimiento global, especialmente en China y Europa, y la incertidumbre generada por las tensiones comerciales.

“Tomamos esta medida para mantener la fortaleza de la economía”, indicó Powell en una rueda de prensa tras el anuncio.

Powell reconoció que los miembros del banco central encaran un momento de “juicios difíciles”, algo que quedó patente en el voto dividido con siete votos a favor y tres en contra.

“La visión sobre los tipos de interés ha cambiado significativamente este año”, agregó.

El próximo encuentro de política monetaria del banco central se celebrará a finales de octubre.