El presidente estadounidense, Donald Trump, afirmó que el Banco Central debería rebajar los tipos para apoyar el crecimiento económico

La Reserva Federal (Fed) prevé no mover más los tipos de interés en EEUU “en lo que resta del año”, según las actas de la reunión de política monetaria del pasado mes de marzo en respuesta a la ralentización doméstica de finales de 2019 y el crecimiento menor al esperado en Europa y China.

“Una mayoría de los participantes anticiparon que la evolución de las perspectivas económicas y los riesgos probablemente recomendarían dejar el rango de tipos objetivo sin cambios en lo que resta del año”, señalaron las actas divulgadas este miércoles.

En el encuentro de marzo, el Comité Federal de Mercado Abierto (FOMC, en inglés), decidió mantener el precio del dinero entre el 2,25% y 2,5% e insistió en un enfoque “paciente” de cara a futuras subidas.

En su encuentro del pasado mes, la Fed rebajó sus perspectivas económicas en EEUU para este año al 2,1%, frente al 2,3% de comienzos de año, tras el 2,9% registrado en 2018, a la vez que pronosticó que la inflación se mantendría en torno a la meta anual del 2%.

De cara al futuro, se señaló en el documento, “varios de los participantes remarcaron que sus puntos de vista sobre el rango apropiado de tipos podría cambiar en cualquier dirección en función de los indicadores económicos y otros acontecimientos”.