El diputado y economista Ángel Alvarado afirmó que, la reestructuración de la deuda con Rusia se hizo en secreto, de espaldas a la gente, en 2017, y los parlamentarios lo supieron por una nota de prensa. Son 3,3 mil millones de dólares, acotó, y nadie sabe de cuánto era la deuda previa. “Se hará hecho a escondidas”, criticó.

Hay una suerte de periodo de gracia entre 2017 y 2023, y luego se incrementan los pagos. “Reestructurar la deuda es una nueva deuda”, subrayó.

“Nos enteramos ayer (martes), tres años después”, enfatizó. No se sabe en qué se uso el dinero.

En este momento Venezuela no tiene capacidad de pago. “Nosotros hemos recomendado declarar la cesación de pagos” con las deudas, afirmó. Son unos 150 mil millones de dólares.

En 2017 se tenían dos deudas con Rusia: esta y la de Rosneft, detalló en entrevista con Unión Radio. Rosneft cobró 5 mil millones de dólares “que pudieron haberse gastado en atender la emergencia humanitaria compleja”.

Cada ciudadano tiene una deuda de 6 mil dólares, calculó.

En el segundo semestre del año, con más gasto público, se mantendrá la hiperinflación.