En su informe del mes de mayo, Fedecámaras de la entidad advirtió que “sólo un pequeño porcentaje de corajudos empresarios logra mantener sus operaciones activas”

La compleja situación que atravesaba el sector productivo del Zulia, golpeado por los apagones de marzo, se agravó con la escasez de combustibles en el mes de mayo, informó este martes Fedecámaras de la entidad en su informe mensual.

“En el mes de mayo el reducido sector productivo de la región recibió otro duro golpe por la escasez de combustibles que tiene parado el transporte de mercancías, trabajadores y clientes”, denunció la organización.

En el documento, explicaron que, luego del colapso eléctrico, las empresas que pudieron, instalaron plantas eléctricas para tratar de mantenerse operativas, “pero hoy muchas de esas maquinarias están apagadas porque no hay gasolina, gasoil ni gas”.

Señala la organización empresarial en su capítulo zuliano que la venta de gasolina se ha convertido en un negocio para muchos en la entidad y, mientras unos duermen en las estaciones de servicio esperando horas, e incluso días, para poder cargarla y resolver sus necesidades básicas de transporte, otros lo hacen para revenderla.

“Basta leer los reportes de todos los sectores productivos que subsisten en la región para darse cuenta de que el Zulia paso de ser la principal economía del país a una zona de guerra no convencional que destruyó casi todo su aparato productivo”, acotaron.

Asimismo, precisaron que sólo un pequeño porcentaje de “corajudos empresarios logra mantener sus operaciones activas para satisfacer las necesidades de los consumidores tanto a nivel regional como nacional y en contados casos, hasta internacional, con exportaciones de sectores no tradicionales”.

El balance al quinto mes del año por sectores es el siguiente:

Sector ganadero:

  • Los principales productores de la zona se declararon en emergencia porque 90% de su producción está paralizada, debido a las múltiples fallas en el suministro del carburante. De igual manera, reportaron que la producción de carne está amenazada por el alto índice de robos.
  • Advirtieron también que no tienen cómo llevar la poca producción a las principales ciudades de Venezuela debido a que “no hay enfriamiento de leche porque no hay combustible”.

Aseguraron que si no se dan las condiciones básicas para producir y distribuir, “dentro de poco se va a notar la escasez de carne y lácteos en el mercado nacional”.

Sector industrial:

  • La caída se ha profundizado por el difícil acceso al combustible y en mayo el suministro eléctrico fue crítico. “El sector está casi paralizado porque, las industrias no pueden cumplir los procesos continuos de producción debido a la distorsión en la aplicación del cronograma de racionamiento eléctrico”.

Sector comercio:

  • Según una encuesta realizada por la Cámara de Comercio de Maracaibo, 92% de las 350 empresas inscritas en la organización observó una disminución de sus ventas a causa de la “debilidad de la demanda, la coyuntura económica actual, las fallas en el servicio eléctrico y el sistema de racionamiento”.

Sector hotelero:

  • El porcentaje de ocupación hotelera, para mayo 2019, tuvo un mínimo repunte y llegó hasta 32%. Sin embargo en varios hoteles de la ciudad, persiste una ocupación que no llega ni a 10%.

Sector construcción:

  • No ha tenido un comportamiento diferente a los meses anteriores. Sus representantes informaron que, sólo se está trabajando a 10% de su capacidad.