Los entrenadores aseguran que sus ingresos no han caído porque el pago en dólares respaldó la ausencia de las personas desde que se inició la pandemia

En un recorrido por el bulevar de Chacaíto y Sabana Grande, Contrapunto visitó los gimnasios para conocer el comportamiento que han tenido desde que inició el confinamiento y cómo se mantienen actualmente, bajo el esquema de semanas flexibles y radicales.

Aunque los encargados de los gimnasios confirman que la afluencia de personas antes de la pandemia era significativa, aseguran que el movimiento ha ido incrementando paulatinamente y mantienen el movimiento, pese a las restricciones de las semanas radicales.

La encargada de un gimnasio en Chacaíto, informó que en las semanas radicales manejan únicamente el turno de la mañana (De 7:00 a.m. a 11:00 a.m.), mientras que en las semanas flexibles manejan ambos turnos, diurno y tarde (Desde las 7:00 a.m. hasta las 6:00 p.m.).

Planes de pago

El precio de los planes para entrenar en un gimnasio, oscilan desde 1 dólar hasta 30 dólares.

Algunos gimnasios ofrecen el pago de $1 diario, mientras que otros fija la tarifa de 3 dólares por día. Las mensualidades se ubican desde $25 hasta $30 y las semanas de $7 a 10 dólares.

Entrenadores y servicios

Los gimnasios cuentan con entrenadores que asesoran a los inscritos, hay entre dos y tres asesores por sedes. Jaime, entrenador, asegura que sus ingresos “varían depende de la localidad y el gimnasio que ofrezcas tu servicio”, sin embargo, coincide que el turno que mantiene mayor afluencia es el de la tarde

“Antes de cuarentena entrenaba cerca de 50 personas en un día, ahora solo 25 personas, sin embargo, los precios ahora son en dólares y anteriormente se manejaban más en bolívares”, dijo Martín, entrenador de gimnasio en Chacaíto.

Además, aseguran que las personas buscaron los gimnasios “como una salida a la presión y el estrés que trajo la pandemia”.