Se está buscando un espacio neutral para los tres días de discusiones en Caracas. Un equipo de la OIT les hará seguimiento a los acuerdos y propuestas

La OIT anunció asistencia técnica a Venezuela, lo cual es un quiebre importante para el país, afirmó este martes Jorge Roig, expresidente de Fedecámaras. Algo hizo que el gobierno de Nicolás Maduro aceptara, enfatizó. “Hay muchísimos factores” e incentivos. “Hoy el gobierno necesita al sector empresarial para salir adelante”, y además “el sector empresarial es el que está sosteniendo la economía del país”.

Por primera vez en cinco años nos mandaron estudios sobre aumentos salariales, pero luego no nos convocaron a la reunión. “En diciembre hubo un primer intento de acercamiento”, resaltó.

Necesitamos un árbitro para el diálogo social, que debe ser tripartito y tener una serie de características, describió. Cada quién entiende el diálogo social de una manera, pero para la OIT tiene características: debe ser tripartito y tener ciertas pautas.

La OIT ha accedido a venir a Venezuela a instalar mesas para un foro social que se instalará el 25 de abril, detalló. Debemos ponernos de acuerdo en los temas, desgranarlos por prioridades, apuntó. “Necesitamos noticias como la devolución del Sambil todos los días”.

Para el diálogo estamos buscando un espacio neutral, que no puede ser el Ministerio del Trabajo ni Fedecámaras, subrayó en entrevista con Unión Radio. La OIT tiene mucha experiencia en establecer estos diálogos, y para eso vienen representantes de organismo. “Viene un dream team”, destacó.

Roig considera que se deben instalar tres mesas: Fedecámaras-gobierno, diálogo tripartito y ampliación del diálogo social.