“La medida de bloqueo nos impide distribuir y cumplir con nuestros clientes y consumidores. Sin los códigos Sica no podemos mover ni un solo kilo de producto”, denunció el presidente de Empresas Polar

“No hay ninguna razón ni justificación para esta medida arbitraria”, dijo Lorenzo Mendoza, presidente ejecutivo de Empresas Polar, al rechazar la supervisión a su cadena de ventas anunciada por Delcy Rodríguez.

En un comunicado de la empresa, Alimentos Polar denuncia que la medida impuesta se trata de un “bloqueo que nos impide distribuir y cumplir con nuestros clientes y consumidores. Sin los códigos SICA no podemos mover ni un solo kilo de producto”.

Mendoza reiteró que “a pesar de toda la situación económica que enfrentamos, sumada a los problemas en el suministro de combustible y energía eléctrica, entre otros, seguimos produciendo y distribuyendo alimentos de calidad a precios ajustados a la realidad económica y cumpliendo con el país, conforme a las leyes venezolanas”.

Asimismo, cuestionó la actitud hostil, irrespetuosa, de poco entendimiento y colaboración de las personas que realizaron la fiscalización el pasado 24 de abril: durante el procedimiento -encabezado por el superintendente de Sunagro y director de Despacho de Sundde, general de División Menry Fernández- se amenazó al personal de la instalación y se evadió el cumplimiento de los protocolos de seguridad interno, incluyendo el establecido por las autoridades ante la COVID-19, poniendo en riesgo la salud de los trabajadores.

El presidente de Alimentos Polar indicó que esta acción es totalmente contraria a lo que la población espera en este momento, pues no solo atenta contra el abastecimiento de toda la red comercial privada y pública que atiende la empresa, sino que genera angustia y zozobra.

Recordó que Alimentos Polar “es la única empresa que puede llegar a tantos venezolanos y brindarle la posibilidad de tener los productos más cerca de sus casas”.