Destaca que la economía venezolana tiene un comportamiento tan errático que la caída de la plataforma del Banco de Venezuela no generó un caos

Estamos en presencia de una serie de “distorsiones económicas que marcan el devenir cotidiano de nuestras finanzas nacionales”, todo lo que pueda suceder en el presente inmediato “es producto de un cumulo de incertidumbres”.

Así lo percibe el analista económico Eduardo Martínez, quien destaca el papel de la dolarización en la economía nacional.

Señala que producto de los recientes fenómenos económicos del país se puede señalar que “la presencia del dólar como circulante en efectivo ha dominado todos los territorios de libre mercado. Ahora cualquier venezolano, carga dólares en efectivo en su bolsillo, y las transacciones se hacen en forma digital como con el dinero en la mano”.

Destaca como ejemplo de las distorsiones, lo sucedido con la caída de la plataforma del Banco de Venezuela.

“El Banco de Venezuela es la institución con mayor poder de operaciones financieras en el país, todo esto por su cartera crediticia y de clientes. Es curioso que dejó de operar en varios días por la caída de su plataforma digital y no paso nada en el país”, manifestó Martínez.

Donde todo es ahora digital en Venezuela, “sobre todo las operaciones bancarias, lo que pasó con el Banco Venezuela, es muy parecido con lo ocurrido en su momento con Banco Latino a finales de los años 80. Un colapso digital, pero ahora sin mayores repercusiones debido al flujo de divisas extranjera en la economía nacional”, subrayó Martínez.

“Los mercados y supermercados presentaron algún tipo de ausencia presencial de los clientes, sobre todo las personas adultas mayores, que cobran su pensión por la vía de la plataforma del Banco Venezuela”, pero es bueno hacer notar “que el resto de la economía fluyó sin ningún tipo de inconvenientes de gran importancia”, delineó Martínez.

Producto de los recientes fenómenos económicos del país, podemos señalar que “la presencia del dólar como circulante en efectivo ha dominado todos los territorios de libre mercado. Ahora cualquier venezolano, carga dólares en efectivo en su bolsillo, y las transacciones se hacen en forma digital como con el dinero en la mano”, reflexionó Martínez.