Estiman que el desempleo se disparará a casi 16% en 2020, y luego se situará a 10,7% en 2021

Irlanda prevé que la pandemia del nuevo coronavirus hará menos estragos en su economía de lo que se pensaba, con una caída de su Producto Interior Bruto  (PIB) de 2,5% en 2020, y no de 10,5% como se temía el gobierno en abril.

En las nuevas previsiones publicadas el martes con miras al proyecto de presupuesto 2021, el ministerio irlandés de Finanzas anticipa, sin embargo, un aumento menos importante para el año que viene, con un crecimiento de 1,4%, en lugar del 6% previsto hasta ahora.

El impacto limitado en el PIB en 2020 respecto al choque previsto al inicio de la crisis sanitaria se explica por la resistencia de las exportaciones realizadas por las multinacionales implantadas en el país.

Irlanda es conocida por albergar numerosas sedes internacionales de grandes empresas extranjeras, sobre todo en el sector tecnológico, que se benefician de una fiscalidad reducida.

Con información de AFP