La nueva presidenta de Consecomercio aseguró que conseguir los productos importados más económicos que los fabricados en Venezuela es el resultado de una contracción del consumo

La nueva presidenta de Consecomercio, Tiziana Polesel, señaló a Contrapunto en una conversación durante la 51° Asamblea Anual de la institución gremial, que conseguir los productos importados más económicos que los fabricados en Venezuela, es el resultado de una contracción del consumo y a la decisión forzada del comerciante en bajar el precio.

En relación a ello, resaltó que la solución para que la producción nacional esté a la par de lo importado no depende del sector comercial, sino, con la actividad económica que se reactiva de dos maneras: “Vacunación masiva y revirtiendo la medida del 7+7”.

“La estrategia para revertir esto, ni siquiera está en mano de nosotros los comerciantes, porque eso es producto de la misma situación del país. Hay comerciantes que han hecho importaciones y por razones justamente de la contracción del consumo y los problemas que hay, necesitan liquidez y optan por vender los productos por debajo de su costo”, detalló la nueva presidenta del gremio comercial.

En este sentido, reiteró que el esquema 7+7 imposibilita la intención de reactivar la economía. “En Consecomercio hemos insistido sistemáticamente en que debemos reactivar el consumo y la única manera que ocurra un cambio positivo en ese sentido es aumentando el consumo, que restablezcamos el engranaje comercial completo”, dijo Polesel.

En relación a los comercios que han cerrado sus puertas, indicó que se debe evitar porque el sector comercial asume como estrategia cerrar. “En diciembre se arrojó que el 32% de los comercios afirmaban que no tenían capacidades para abrir en enero y volver a abrir luego de cerrar, es muy complejo y la única forma de evitarlo es reactivar la actividad económica”, indicó Polesel.