Andrés Giussepe y Tony Boza aseguran que no existe una inflación dolarizada y responsabilizan al sector comercio del aumento en dólares de los productos

Este miércoles los economistas coinciden en que las próximas elecciones, es uno de los factores que inciden en la continuidad del aumento del dólar paralelo y agregaron que una reconversión monetaria no solucionaría nada en cuanto a la situación económica que enfrenta Venezuela.

El economista Andrés Giussepe, aseguró que no existen motivos para el comportamiento del dólar, más que influencias externas por las próximas elecciones.

“No hay ningún motivo para el aumento que ha venido reflejando el dólar, todo es producto de cuando hay una función política, se da una manipulación cambiaria y son factores externos con impacto y fines políticos electorales”, expresó Giussepe.

En relación a ello, agregó que “el disparo del dólar no es tema de oferta y demanda es manipulación cambiaria forzada por pandemia y presionada por expectativas económicas negativas, lo cual no motiva a la sociedad, además el turismo y el petróleo están de capa caída”, indicó.

En este sentido, el economista Giussepe, señaló que una reconversión monetaria no es alternativa ante la situación económica de Venezuela y propuso otras medidas para implementar en el sistema económico que preserve el poder adquisitivo de los venezolanos.

“Una estrategia a implementar puede ser fijar un salario mínimo con anclaje a las variaciones del cambio, para que esto permita que se mantengan el poder adquisitivo”, explicó.

Asimismo agregó, “También es una alternativa es poner a circular otra moneda distinta, como el yuan, el euro, para poner a competir el dólar, además aprovechar que nuestro comercio exterior es muy fuerte con China”.

Por último el economista Giussepe, afirmó que las empresas y el sector del comercio se rigen por sus propias normas y que por lo tanto, no existe una inflación dolarizada.

“El estado no tiene control porque no hay sanciones en las empresas, existe es una libre anarquía del mercado”, aseveró.

Por su parte, el economista Tony Boza, aseguró que el incremento de la moneda americana no se debe a la liquidez de los bonos por parte del gobierno de Maduro.

“El aumento del dólar tiene que ver con la coyuntura política (…) Cada vez que hay un evento político en Venezuela, bien sea una elección, una mesa de diálogo, una consulta, inmediatamente empiezan a manejar de forma agresiva los incrementos del dólar paralelo como un arma política”, afirmó Boza.

En consecuencia, rechazó que exista una inflación dolarizada y aseguró que es un mecanismo del sector comercio al estar conscientes de que el consumidor no cuenta con los suficientes medios de pagos.

“El salario no alcanza, entonces hay insuficiencia en medios de pagos y el empresario o comerciante castiga al consumidor obligándolo a pagar más en dólares, producto de que hay dificultades por las formas de pago suficiente para adquirir los bienes y servicios que la población necesita”, señaló.

“La reconversión monetaria es un cambio en términos nominales, pero no en términos reales. Lo que realmente hace falta es un anclaje del salario al petro y que el salario crezca al mismo ritmo de la inflación y esto solo se puede hacer al valor de una divisa que la República pueda manejar”, concluyó el economista Boza.