Oscar Contreras, presidente de la Federación de cañicultores de Portuguesa, advirtió que la escasez de combustible impidió culminar la zafra de este año según lo esperado.

“Se terminó la zafra en el estado Portuguesa” y “nos quedaron 350 mil toneladas por falta de gasoil”, y unos 200 pequeños cañicultores resultaron afectados, lamentó Contreras, en entrevista con Unión Radio. “No hubo voluntad por parte del gobierno nacional de auxiliarnos”, criticó.

De 1,6 millones quedaron 350 mil toneladas en el campo, que representan 30 mil toneladas de azúcar y unos 30 millones de dólares.