Celso Fantinel, primer vicepresidente de Fedeagro, señaló que el aumento en el dólar se va a sentir en el precio de los alimentos.

Calculó que se pierde 30% de las hortalizas por no disponer de cadena de frío adecuada.

Informó que continúa la escasez de combustible en las zonas de producción agrícola. “La situación no ha mejorado, tenemos productores pidiendo cola, pagando por transporte”, indicó Fantinel en entrevista con Unión Radio.

Ya el país comenzó con la cosecha de maíz y arroz, y con la falta de gasolina “todo se retrasa”.

Resaltó especialmente la situación de los productores de hortalizas, que pagan gasolina en tres o cuatro dólares el litro.

Sumó, también, la falta de luz.

Indicó que no hay abandono del campo “pero nadie siembra a plenitud”. Por eso las cosechas bajarán a los niveles del siglo XX. UN 90% a 95% de la producción agrícola está en manos de privados.


Todos los rubros han caído entre 30% y 50%, estimó. También apuntó la caída de la demanda por pérdida de poder adquisitivo. “Estamos comiendo menos”, y además, hay importación.