El transporte de alimentos se hace con diésel y 100% del sector se paralizaría de no disponer de este combustible, advirtió

La matraca y la escasez de combustible hacen que los alimentos aumente de precio 50% o más, alerto Fedeagro.

Papas, ramas, zanahorias son los rubros más afectados por la escasez de gasolina, afirmó Gerson Pabón, presidente de Fedeagro.

En Táchira desde hace seis semanas no llega el combustible, y las otras zonas agrícolas como Mérida están peor, indicó. Una pimpina de combustible cuesta ahora 80 mil o 90 mil pesos, estimó en entrevista con Unión Radio.

Afirmó que, grupos como los comités de defensa del combustible hacen negocios con la gasolina.

Sí creo en el coronavirus, pero el problema real es la falta de gasolina, sentenció.

Pabón denunció la llegada de papas y cebollas procedentes de Colombia, que ingresan ilegalmente a Venezuela y se venden a menor precio.