La Sociedad Venezolana de Ingenieros Agrónomos asegura que no están garantizados los insumos para la siembra de este ciclo de invierno, el más importante para el país.

En rueda de prensa, el presidente del organismo, Saúl López, señaló que la escasez de diésel ha aumentado el precio de los alimentos en 30%. Si se resuelve el combustible se puede llegar a una producción de 450 mil hectáreas.

Juan Carlos Montesinos, presidente de la Asociación Venezolana de Agricultura Familiar, indicó que por la falta de combustible se están perdiendo alimentos.

En cuanto a los requerimientos para el ciclo de invierno, precisó que se necesita un financiamiento de al menos 350 millones de dólares, que no está garantizado por parte de la banca.