Los agricultores familiares de Venezuela, que -según la Asociación Venezolana de Agricultura Familiar- garantizan 80% de las frutas y hortalizas del país, necesitan al menos 700 millones de dólares para producir alimentos en el segundo semestre de 2021.

Juan Carlos Montesinos, presidente de la asociación, recuerda que el acceso a créditos está cerrado en Venezuela, lo que compromete los planes del sector.