El japonés no se presentó en la zona mixta, mientras que Yuberjen sí atendió a los medios sin verse afectado físicamente por el intenso combate

Yuberjen Martínez fue derrotado por Ryomei Tanaka y se quedó sin el posibilidad de lograr una medalla para Colombia en los Juegos Olímpicos.

El ganador del combate correspondiente a los cuartos de final y que aseguraba una medalla al ganador, fue el japonés en lo que ha sido calificado como una injusticia en la que el colombiano terminó siendo la víctima.

“Me sentí vencedor porque conecté los mejores golpes, no sé qué vieron los jueces”, aseveró Yuberjen tras la pelea en la que el japonés recibió el golpe más fuerte con un corte en la ceja y terminó agotado.

Incluso Tanaka no pudo salir del ring por sus propios medios y necesitó que los miembros de su esquina le ayudaran a caminar.

Además, el japonés no se presentó en la zona mixta, mientras que Yuberjen sí atendió a los medios sin verse afectado físicamente por el intenso combate.

En el primer round el japonés salió con mucha energía buscando dominar el combate con su mayor estatura. La respuesta del colombiano fue resistir los golpes con su guardia y contraatacar con precisión aprovechando los espacios que dejaba su rival tras su golpes.

Yuyberjen logró hacer un corte en el párpado derecho de su rival con sus puños precisos, sobre todo el gancho que fue su golpe más peligroso. Los jueces favorecieron 4 a 1 al colombiano y solo uno de ellos vio mejor al local.

En el segundo asalto, Tanaka mermó la agresividad debido al corte que le produjo un sangrado y el de Turbo siguió su estrategia de aprovechar los descuidos de su rival para asestarle golpes precisos.

Sin embargo, Tanaka descontó en las tarjetas llevándose la calificación favorable de los jueces por 3 a 2 en este episodio.

El ritmo del combate fue muy intenso y en el tercer round se iba a definir con el cansancio como factor clave. El antioqueño buscó evitar los intercambios y jugó más a entrar y salir con su velocidad.

Mientras que el japonés le apostó a quedarse en el medio del cuadrilátero debido al agotamiento que le produjo la emotiva pelea en la que todos los jueces lo favorecieron en el último round.

A pesar de que el colombiano propinó los mejores golpes, terminó cayendo en decisión dividida de 4 a 1 en las tarjetas de los jueces.