La menor de las hermanas Williams, de 37 años, ha ganado 3 veces Roland Garros, 6 el US Open, 7 el Abierto de Australia y otras 7 Wimbledon

Serena Williams es toda una leyenda del tenis pero el sábado buscará poner la guinda a su palmarés alcanzando en Wimbledon el récord de 24 títulos de Grand Slam, aunque para ello deberá superar las ganas de victoria de Simona Halep.

La rumana de 27 años, campeona de Roland Garros-2018 y que al empezar la temporada era aún número uno del mundo, llega por primera vez a una final sobre la hierba inglesa y no está dispuesta a dejar escapar la oportunidad.

“Estoy desesperada por ganar Wimbledon más que por frenarla”, dice Halep sobre una de las grandes tenistas que la inspiraron en su carrera. Serena “es una de ellas porque ver a una jugadora que es capaz de ganar tantos Grand Slams, también aquí sobre la hierba, significa mucho para todas nosotras”, asegura.

El año pasado, de regreso a las pistas tras tener a su hija Alexis Olympia, llegó hasta la final del torneo británico sobre hierba pero cayó ante la alemana Angelique Kerber.

Después sería también vencida en el Abierto de Estados Unidos por la japonesa Naomi Osaka, una derrota que sacó el lado más oscuro de la jugadora estadounidense, quien protagonizó un duro enfrentamiento con el árbitro. Serena explicó recientemente que tras aquella crisis tuvo que consultar a un terapeuta.