Esta interpelación se produce en mitad del debate sobre la prevención y el tratamiento de las conmociones en el rugby profesional

Los tackles deberían ser prohibidos en el rugby para niños, para evitar lesiones graves en la cabeza, según un grupo de universitarios británicos que llamaron este viernes a su gobierno a intervenir.

“Nos preocupa que al no actuar para proteger a los niños del tackle en los juegos escolares y al permitir a los órganos rectores del deporte decidir qué información recopilar, si es que hay alguna, el gobierno británico está exponiendo a los niños a un riesgo importante”, opinan investigadores de las universidades de Oxford Brookes, de Newcastle y de Winchester en una carta abierta a las autoridades sanitarias de las cuatro naciones del Reino Unido.

“Ahora está bien establecido que los jóvenes jugadores por debajo de los 18 años son particularmente vulnerables a las lesiones por conmoción cerebral debido al desarrollo y el estado neuropsicológico dinámico del cerebro de los adolescentes”, apuntaron estos universitarios.

Esta interpelación se produce en mitad del debate sobre la prevención y el tratamiento de las conmociones en el rugby profesional.

Ocho exjugadores con demencia, incluidos internacionales ingleses y galeses, piden millones de libras por daños a las instancias del rugby, antes de recurrir colectivamente a la justicia.

El hooker Steve Thompson reveló que no tenía “ningún recuerdo de haber ganado la Copa del Mundo en 2003 o de haber estado en Australia por el torneo”.

“En las últimas semanas hemos escuchado las terribles noticias de exjugadores profesionales que sufren los efectos de conmociones en su cerebro. Ahora debemos hacer todo lo posible para proteger a nuestros niños de los mismos errores”, dijo Adam White, profesor de deporte y ciencias del entrenamiento en Oxford Brookes.