En febrero, durante una semana, el TAS, máxima jurisdicción deportiva, estudió el recurso de la campeona sudafricana contra el nuevo reglamento de IAAF que obliga a las mujeres “hiperandróginas” a reducir, a través de medicamentos, sus niveles de testosterona

El Tribunal Arbitral del Deporte (TAS) anunció este miércoles que rechaza el recurso de la sudafricana Caster Semenya contra la Federación Internacional de Atletismo, que obliga a las atletas con altos niveles de testosterona a seguir una medicación, pero dictó que la IAAF debe modificar su reglamento al respecto.

La IAAF recibió “con reconocimiento” la decisión “diligente y detallada” del TAS, celebrando que el tribunal reconozca el carácter “necesario, razonable y proporcionado” de este reglamento, añadiendo que su entrada en vigor será el 8 de mayo.

En su cuenta de Twitter Semenya escribió que “a veces es mejor reaccionar sin reacción”. La sudafricana podría presentar un nuevo recurso ante el Tribunal Federal Suizo, también con sede en Lausana. Sería la última jurisdicción, pero solo juzga sobre la forma, no sobre el fondo.

La ministra de Deportes de Sudáfrica Tokozile Xasa reiteró sus críticas al reglamento de la IAAF, que, en su opinión, “pisotea los derechos humanos y la dignidad”.

El TAS manifestó “serias preocupaciones sobre la futura aplicación práctica de este reglamento” y lo califica de “discriminatorio”, pero “esta discriminación es necesaria, razonable y proporcionada para (…) preservar la integridad de las atletas”.

En febrero, durante una semana, el TAS, máxima jurisdicción deportiva, estudió el recurso de la campeona sudafricana contra el nuevo reglamento de IAAF que obliga a las mujeres “hiperandróginas” a reducir, a través de medicamentos, sus niveles de testosterona si quieren participar en pruebas internacionales desde los 400 metros a la milla (1.609 metros).