El excapitán de la selección española, con la que fue campeón del mundo en 2010 y de Europa en 2008 y 2012, había renovado recientemente su contrato con el Oporto hasta 2020

El portero del Oporto y exguardameta del Real Madrid, Iker Casillas, fue hospitalizado de urgencia este miércoles tras sufrir un infarto en el entrenamiento matinal de su equipo, pero se encuentra “estable” y “su problema cardíaco ha sido resuelto”, informó el club portugués.

Casillas, exportero también de la selección española, sufrió “un infarto agudo de miocardio” durante el entrenamiento matinal del equipo, afirmó el Oporto en un comunicado.

“La sesión fue rápidamente interrumpida para asistir al guardameta del Oporto, que se encuentra en estos momentos en el Hospital CUF Porto”, señala la nota emitida por el club luso.

“Casillas está bien, estable y su problema cardíaco ha sido resuelto”, concluye el comunicado del Oporto.

Según la prensa portuguesa, Casillas fue operado para ponerle un catéter y esta intervención pone fin a su temporada, en un momento en que el Oporto es segundo de la liga portuguesa por detrás del Benfica y también debe disputar la Copa de Portugal el 25 de mayo contra el Sporting.

El excapitán de la selección española, con la que fue campeón del mundo en 2010 y de Europa en 2008 y 2012, había renovado recientemente su contrato con el Oporto hasta 2020, con un año más opcional, cuando está a punto de cumplir 38 años el 20 de mayo.