El estadounidense Tiger Woods buscará otro momento de gloria a partir de este jueves 16 de mayo, durante la 101 edición del Campeonato de la PGA, en Bethpage Black, el mismo campo en el que el ganador de 15 Grand Slams se llevó el US Open de 2002

La superestrella del golf, de 43 años, protagonizó, el pasado mes abaril, una de las grandes remontadas en la historia del deporte, con una dramática victoria en el Masters, vistiéndose con su quinta Chaqueta Verde, su primer gran triunfo desde el US Open de 2008.

“Una de las mayores victorias que he tenido con seguridad”, dijo Woods en aquella ocasión.

Durante once años de sequía, sin obtener ningún título, el Tigre vivió un penoso episodio personal que destapó una serie de infidelidades que destruyeron su matrimonio, además de soportar años de lesiones en la rodilla y la espalda que lo hicieron dudar de una vida normal, hasta que una operación de fusión espinal en 2017 le permitió regresar al golf.

“Podrías compararlo con los momentos más grandes, si no uno de los más grandes, en la historia del golf”, dijo Webb Simpson, quien ocupa el vigésimo puesto del ranking.

Woods, quien ocupa el sexto puesto en la lista de los mejores del mundo, llegará al diseño de Long Island con un récord de tres torneos grandes por debajo de la cota establecida por Jack Nicklaus (18) y una victoria por debajo de la marca de 82 títulos de la PGA de EEUU del aclamado Sam Snead.

“Competir contra él es muy divertido”, dijo Dustin Johnson, uno de los mejores clasificados del Masters. “Todavía es un gran jugador. Crecí viéndolo y jugar contra él ha sido genial”, agregó.