La ley estadounidense prohíbe las transacciones con el gobierno cubano, con excepción de algunos intercambios culturales y educativos

El gobierno de Estados Unidos descartó el lunes un acuerdo entre las Grandes Ligas y la Federación Cubana de Béisbol que habría permitido a los cubanos jugar en Estados Unidos sin tener que desertar.

La red de noticias deportivas ESPN publicó una carta del Departamento del Tesoro de Estados Unidos a las Grandes Ligas (MLB, por sus siglas en inglés) informando a la liga profesional estadounidense de esa decisión.

La MLB y la federación cubana anunciaron en diciembre que habían alcanzado un acuerdo histórico que permitiría a los jugadores cubanos firmar con los equipos de la MLB.

Sin embargo, la firma de jugadores cubanos por parte de la MLB implica un pago a la Federación Cubana de Béisbol, y esto alimentó las objeciones del Departamento del Tesoro.

La ley estadounidense prohíbe las transacciones con el gobierno cubano, con excepción de algunos intercambios culturales y educativos.

La Federación Cubana de Béisbol condenó la decisión.

El acuerdo alcanzado en diciembre entre la MLB y la Federación Cubana de Béisbol fue la culminación de más de tres años de negociaciones.

Antes del acuerdo, los jugadores cubanos se veían obligados a desertar, a menudo haciendo tratos con traficantes, para escapar de Cuba e ir a jugar a Estados Unidos.

Un ejemplo de la cantidad de jugadores cubanos que alcanzaron a llegar a la MLB es el jardinero Yasiel Puig, de los Cincinnati Reds, quien luego de varios intentos fallidos de deserción fue llevado a México por un cártel de la droga que lo mantuvo como rehén hasta que lo liberó tras el pago de un rescate de 250.000 dólares.