Al parecer el futbolista brasileño ya notificó de manera oficial sus intereses y quiere volver al club que realmente lo hizo feliz y de donde muchos expertos afirman que jamás debió salir

El futbolista brasileño llamado en su momento a ser la nueva joya del balompié amazónico, salió del FC Barcelona con una sola intención: Convertirse en el mejor del mundo. 

Sin embargo, además de haber reinado con el PSG y obtenido una dinastía de ligas, no ha logrado llevarse la Champions, el mayor de los deseos del jeque inversor. De igual manera en el club surgieron figuras de la talla de Kylian Mbappé que amenazaron el liderazgo del brasileño en el club parisino, y sobre quién el mundo del fútbol centro sus miradas, llegando hasta a postularlo como la próxima joya después de Messi y Cristiano. 

Para los entendedores de la materia, la calidad del brasileño es indiscutible, aunque últimamente su talento ha sido opacado por las lesiones, que no le han permitido ni triunfar con su selección con la que se perdió la Copa América, y la posibilidad de figurar dentro del plantel con el que Brasil se tituló campeón. 

El fútbol puede darle otra oportunidad a un jugador muy criticado y tildado de “showsero” por constantemente lanzarse al engramado, aunque también es protagonista por recibir faltas de centrales y mediocampistas que solo ven en la agresividad la forma de detener su magia. 

Fotos: EFE

En esta temporada marcada por el coronavirus, Neymar solo piensa en regresar al FC Barcelona, un club del que no debió salir nunca y del que se volvió una pieza clave cuando formó parte del plantel que de la mano de Luis Enrique se llevó la Champions. 

Queda saber si por fin en el PSG lo dejan salir de nuevo al Barca y detienen una voluntad que ya viene desde hace dos temporadas y que pareciera una venganza en cada tranca que le ponen para fichar con el conjunto azulgrana.