Setién había prometido buen juego a su llegada, pero por ahora no ha llegado, y tampoco los resultados

El Barcelona, después de los apuros esta semana para derrotar en la Copa del Rey al Ibiza, de la tercera categoría del fútbol español, perdió este sábado en campo del Valencia por 2-0, en la 21ª jornada de liga, y pone en peligro su liderato.

El Barcelona había destituido a Ernesto Valverde cuando el equipo azulgrana era líder, colocando en su lugar a Quique Setién, que cosecha su primera derrota en su tercer partido.

Si el Real Madrid, igualado a puntos ahora con el cuadro catalán, gana o empata el domingo en Valladolid (15º), será nuevo líder.

El entrenador cántabro cumplió en este partido en tener la posesión (más de un 70 por ciento), disparó más y su equipo dio más del triple de pases que su rival, pero en el fútbol moderno prima la efectividad y Albert Celades le dio una lección en ese sentido a Setién.

En su debut tras llegar al cargo, el Barcelona de Setién pasó apuros para ganar al Granada por 1-0, después sufrió para eliminar al Ibiza, donde tuvo que remontar en los últimos minutos para acabar ganando por 2-1, y ahora ha llegado la primera derrota.

El primer tanto del partido para el Valencia llegó en el minuto 49, cuando el lateral izquierdo Jordi Alba marcó en propia meta, al tocar un remate del uruguayo Maxi Gómez, que no iba a gol.