Los de Cornellà se despiden de la primera división tras 26 años en la élite del fútbol español

El Barcelona ganó 1-0 en su campo este miércoles al Espanyol, en la 35ª jornada de LaLiga, enviando a los pericos a segunda división y manteniendo la carrera por el campeonato con el Real Madrid.

Un gol de Luis Suárez (56), dio tres puntos de oro al Barça en un derbi barcelonés marcado por las expulsiones del azulgrana Ansu Fati (50), cuando apenas llevaba cinco minutos en el terreno de juego, y del espanyolista Pol Lozano (53).

Ambos vieron la roja directa, tras revisión del videoarbitraje por sendas entradas peligrosas a la altura de la rodilla sobre un rival.

La victoria azulgrana coloca provisionalmente al Barça a un punto del líder, el Real Madrid, que recibe este viernes al Alavés, al tiempo que envía matemáticamente a segunda división al Espanyol. 

El Barcelona dominó el derbi frente a un Espanyol, que renunció desde el primer momento a llevar la iniciativa, pero le costó encontrar los huecos en la maraña defensiva perica.

“Veníamos de un buen desgaste el domingo (contra el Villarreal) y eso se notó un poco en la intensidad que le dimos (al juego), pero lo importante es que se ganó y se sigue sumando”, consideró Luis Suárez, tras el partido a la televisión Movistar+.