China solo ha participado en un Mundial, el de 2002, en el que encajó tres derrotas y no marcó un solo gol

El entrenador italiano Marcello Lippi volvió a tomar las riendas de la selección de fútbol de China, cuatro meses después de su salida y tras la experiencia fallida de su compatriota Fabio Cannavaro, anunció este viernes la federación china.

En las últimas semanas los medios chinos habían especulado con la vuelta del técnico campeón del Mundial-2006, de 71 años, y probablemente será muy bien recibido por los aficionados chinos.

Lippi fue nombrado seleccionador de China por primera vez en 2016. Pero no quiso renovar su contrato el pasado enero tras una derrota en cuartos de final de la Copa de Asia (3-0 contra Irán).

El italiano volverá a la selección en junio con el objetivo de clasificarla para el Mundial-2022 de Catar, dijo la federación china de fútbol (CFA) en su página web.

“Estamos seguros de que bajo el mando de Marcello Lippi y de su equipo los jugadores de la selección (…) dedicarán el conjunto de sus fuerzas en cumplir su sueño de participar en la Copa del Mundo”.

Cannavaro ocupó el puesto de seleccionador luego de la salida del entrenador italiano. Pero el exjugador tiró la toalla a finales de abril después de solo dos partidos (dos humillantes derrotas contra Tailandia y Uzbekistán).

China solo ha participado en un Mundial, el de 2002, en el que encajó tres derrotas y no marcó un solo gol.

La selección marcha en estos momentos en el puesto 74 de la clasificación mundial de la FIFA, justo por delante de la modesta Cabo Verde.