Mayerlin “La Monita” Rivas: La humildad es lo que te hace crecer

Arnaldo Fernández l @fernandzarnaldo Fotos: Rafael Briceño Video: Felipe Cuervo

La boxeadora venezolana superó todos los obstáculos y como una guerrera obtuvo la faja como monarca del mundo en tierras extranjeras

Mayerlin “La Monita” Rivas se encuentra en Venezuela y regresó por todo lo alto, con el cinturón supergallo de la AMB que la acredita como doble campeona mundial de boxeo.

“Ir a un round màs cuando crees que ya no puedes, eso marca la diferencia en tu vida”; esta frase motivadora es del popular personaje cinematográfico Rocky Balboa, y me permito utilizarla como preámbulo de la entrevista a una campeona que siempre ha estado dispuesta a combatir todos los rounds tanto en su vida como en el boxeo.

Mayerlin visitó los estudios de Contrapunto para conversar en exclusiva acerca de sus planes futuros y todo lo que ha dejado esta nueva conquista para su carrera.

“El trabajo que veníamos realizando desde que nos dieron fecha fue muy bueno, con excelentes sesiones de sparring y un gran campamento en Argentina, queríamos obtener el resultado y gracias a Dios se nos dio”, comentó Mayerlin Rivas.

El combate ante la otrora invicta panameña, Laura Ledezma, fue dominado de principio a fin por Rivas y se habló mucho de que el pleito debió ser suspendido. En este sentido “La Monita” no restó mérito a la rival, por el contrario, destacó su labor y gallardía para no irse por la vía del cloroformo.

“Felicito a mi rival porque mostró gallardía y corazón, duró los 10 roounds y no se fue por la vía del nocaut, se ganó mi respeto por eso”, afirmó Mayerlin, con esa sencillez única que la caracteriza.

A pesar de la inactividad en cuanto a combates oficiales, la campeona mundial asegura que no se vio afectada ya que se encontraba trabajando duro en el gimnasio, y ya al momento de conocer la fecha, redobló esa preparación a queriendo sacar todo eso que tenía acumulado hasta el día del combate.

Él hambre de triunfo se notó desde el principio y quedó sellado con ese gran regreso. Se considera una de las mejores boxeadoras que tiene Venezuela, pero siempre con gran humildad; “Nadie es mejor que nadie, quiero seguir demostrando que soy una gran campeona”, destacó.

Luego de dos años en Argentina, Rivas decidió volver a Venezuela para quedarse: “Mayerlin Rivas se queda en Venezuela, donde nací, mi tierra natal, vienen cosas muy buenas, tenemos varias propuestas”.

Actualmente el manager de “La Monita” se encuentra en Colombia, ya que deben decidirse por uno de los dos cinturones, y hasta ahora el plan es quedarse con el de las 122 libras.

Durante su estadía en Argentina, Mayerlin contó con el apoyo del Club Atlético Barrancas Junior: “Me dieron mucho apoyo, emocional y económicamente. Me tendieron la mano y abrieron las puertas de su club, por lo que les doy las gracias desde aquí desde Venezuela. Se portaron muy bien conmigo”.

La actitud de la campeona mundial nunca cambia, su humildad y sencillez han sido las claves de su éxito y es el reflejo que tiene la prensa y cada uno de los periodistas que tenemos el privilegio de entrevistarla y seguir su carrera deportiva.

“Me gusta mucho compartir con los fanáticos, no es cuestión del sitio de donde vengas. La humildad es lo que te hace crecer, siempre me tomo esa foto que me piden y me llena de orgullo dar alegrías a Venezuela”, prosiguió.

Mayerlin consiguió en Argentina mucho apoyo de gente buena, pero también debió empezar desde cero, razón por la cual al momento del combate le pasaban por la mente esos flashbacks de tanto tiempo de inactividad y ese duro recorrido para volver a subirse a un ring.

En algún momento esta gran campeona tuvo alguna duda sobre su continuidad, las dificultades se acentuaban, pero el apoyo de su pareja fue fundamental para esa motivación que la hizo retomar con paciencia ese camino por el que tanto peleó y he allí el secreto de un final feliz y arduamente trabajado.

Su madre y su pareja son las piezas claves: “Mi madre trabajó mucho para darme de comer y fue una gran motivación para entrar al deporte y retribuir todos esos sacrificios. Hoy en día mi pareja también me apoya, luego de dejar todo por irse conmigo a Argentina y luchar junto a mi por mis sueños”.

En Venezuela, Mayerlin dice sentirse más alegre que nunca, asegura que no hay nada como su tricolor, su gente y esas costumbres que te llevan más allá de estar en cualquier otro país, a volver a sentirse en casa.

En la actualidad asegura que el boxeo femenino tiene futuro, a pesar de que quizás muchas veces no es tomado en cuenta por los promotores, por las diferencias de ganancias económicas al lado del masculino.

Considera que en Venezuela le hace falta un poco más de apoyo al boxeo femenino, aunque a su vez ha ido ocupando espacios importantes: “Tenemos mucho futuro y las tenemos bien puestas para subir al ring” (risas).

Mayerlin Rivas es una boxeadora que no habla mucho previo al combate, no le gusta demostrar con palabras sino dentro del ring: “Esas boxeadoras que hablan mucho, yo las dejo que hablen, me reservo lo que voy a hacer. El día de la pelea estaremos hablando todo pero a los golpes”.

Siempre se preguntan los fanáticos acerca del apodo de Mayerlin Rivas “La Monita”, para los que no saben, nuestra campeona en sus inicios tenía de mascota un araguato que siempre la acompañaba, razón por las que sus compañeros decidieron colocarle el apodo por el q la conoce toda Venezuela.

“A todas las personas que se inician en el boxeo, les pido que sigan adelante, escuchen lo que en verdad sienten, que si se puede”, finalizó la campeona del mundo.