El pugilista nacional se mostró muy comprometido durante los entrenamientos junto a la selección venezolana, que cuenta con boxeadores de calidad prometedora de cara a los Juegos Olímpicos.

Concentrado en las peleas, con la sonrisa que lo caracteriza, Gabriel Maestre, ha seguido bien de cerca el campamento realizado por la Asociación Mundial de Boxeo Future Champions WBA: “Esto ha sido excelente. Le agradezco primeramente a Dios, y por supuesto al presidente de la entidad Gilberto Mendoza, por hacerme parte y por sobre todo, hacer posible todo esto con miras al clasificatorio 2020”.

El Capitán, que lleva dos combates profesionales, ha cosechado varias medallas en el amateurismo, que lo llevaron a ser valorado y reconocido por su patria y el mundo. Gracias a todo ello, es que también se ha convertido en un especial referente para la juventud que sueña con triunfar. Por eso, la importancia del oriundo de Barcelona ,durante todo este magnánimo evento que ha sido de gran baluarte: “He visto muy buena clase de atletas, con buenas preparaciones. Gilberto con esto le aporta un apoyo muy grande al boxeador amateur, que tanto le cuesta a veces”.

Y si hablamos de la situación entre las dos modalidades boxísticas que se ha empezado a mezclar en los Juegos Olímpicos, ya desde Río 2016, quién mejor que Maestre para hablar. Él no solo ha sido medallista panamericano y mundialista, sino que además fue capitán del equipo venezolano Los Caciques, que han sido parte de la World Series of Boxing, donde se utilizó un formato semi-profesional al competir sin cabezal, a cinco rounds, entre otras reglas.

Con información de Marca Vinotinto