Desde Baruta, Jorge Navarro “trabaja con las uñas” para formar futuros campeones de boxeo

Arnaldo Fernández l @fernandzarnaldo

Los entrenamientos en la escuela de Navarro son de lunes a viernes desde las 6:30 hasta las 9 de la mañana, en el mismo se encuentran deportistas principiantes y también amateurs

Desde el municipio Baruta, en el Polideportivo Rafael Vidal, Jorge Navarro lleva adelante su pequeña escuela de boxeo con la que sueña en grande y con mucha humildad espera alcanzar grandes resultados. Aunque entrenan prácticamente “con las uñas”, no se amilanan y las ganas siempre superan cualquier adversidad.

“Estamos iniciando con estos muchachos, buscando un nuevo talento, un nuevo futuro y dándole sus clases para que ellos se inicien en el boxeo”, afirmó el entrenador Jorge Navarro a las cámaras de Contrapunto.

Entrenamientos matutinos

Los entrenamientos en la escuela de Navarro son de lunes a viernes desde las 6:30 hasta las 9 de la mañana, encontrándose en el mismo deportistas principiantes y también amateurs que buscan llegar a lo más alto en su disciplina.

“Tenemos como expectativas, sacar a los muchachos del mundo de la maldad y que se inicien en el boxeo que es un deporte que amerita bastante disciplina. deben enfocarse, el que quiera entrenar fuertemente y el que quiera hacerlo por hobbie, también bienvenido”, subrayó.

“Trabajo con las uñas”

Navarro comenzó en el wushu, “deporte que practicó durante varios años”; sin embargo, siempre le ha gustado el boxeo. Actualmente, también trabaja con el profesor Jairo Altuve, con quien ve clases y posteriormente lleva a sus pupilos para que sean evaluados de cara a próximas peleas.

En el Polideportivo Rafael Vidal, nos cuenta que trabaja con las uñas desde hace tres meses, sin embargo, no se detienen en la búsqueda de sus objetivos. “Necesitamos los implementos, estamos practicando con las uñas, necesitamos guantes, sacos, peras. Aquí hacemos guanteretas, golpeamos pared para que se vayan fogueando”.

A pesar de las dificultades, ya han llevado al primer boxeador a realizar un guanteo profesional, el cual salió muy bien parado, esto a pesar de no haber golpeado ni el primer saco.

Recalca que como entrenador sueña que sus alumnos defiendan un título mundial o que sean convocados a la selección nacional para que defiendan el tricolor patrio en unos Juegos Olímpicos.

El cinturón del mundo como meta

El boxeador Andy Rodríguez viene de Turgua, la zona rural del municipio El Hatillo. Todos los días llega a las seis de la mañana y comienza con la rutina física, trotar y posteriormente hace frente a los entrenamientos con el profesor Navarro.

“Yo quisiera ser campeón del mundo en por lo menos tres divisiones. Quiero llegar lejos y cumplir mis metas en este deporte”, destacó.

Preparándose para la competencia

Antoine Rodríguez, también viene de Turgua y para llegar a las seis de la mañana al Polideportivo debe tomar el bus de las 4:30 de la madrugada. “Nuestro sueño es llegar lejos en el mundo del boxeo si Dios no los permite. Es algo en lo que debemos tener mucha disciplina y así poder ser alguien en la vida”.

Ante todas las adversidades, Antoine afronta su sueño con la guardia en alta, espera siempre mejorar, luchar y seguir adelante. El campeonato del mundo y la medalla olímpica son los focos de un joven que no se detiene en la ruta de cumplir sus objetivos.