El nipón de 31 años, pudo salir del terreno caminando por su cuenta, asistido por varios miembros del equipo médico de los Yankees y entrenadores

El lanzador japonés Masahiro Tanaka, de los Yankees de Nueva York, fue trasladado este sábado a un hospital de la Gran Manzana, luego de ser golpeado en la cabeza por una línea del toletero Giancarlo Stanton, durante una sesión de entrenamiento de los “Mulos”.

Tanaka fue derribado por el golpe y transportado al New York Presbyterian Hospital, para una evaluación adicional.

El incidente ocurrió en el primer día oficial de entrenamientos del equipo de las Grandes Ligas de béisbol antes del comienzo de la temporada, programada para el 23 o 24 de julio, luego de ser pospuesta desde marzo por la pandemia del coronavirus.

Los Yankees dijeron que Tanaka estaba “alerta, receptivo y caminando por su propio esfuerzo”. Ahora el derecho estará en protocolo por conmoción cerebral.

Todos los jugadores de los Yankees esperaron en silencio mientras el personal médico se apresuraba a atender al abridor japonés, una pieza clave de una rotación de los Yankees.

En seis temporadas con los Yankees, Tanaka tiene marca de 75-43 con 3,75 de efectividad con 947 ponches y 200 bases por bolas.