El nativo de Puerto Cabello conectó cuadrangular por segunda jornada consecutiva y se convirtió en el jugador número 16 en la historia de los Astros en batear la centena de batazos fuera del parque

Luego de una temporada en la que una lesión limitó un poco su productividad, el nacional comenzó esta temporada decidido a volver a demostrar todo su talento que ha sido la firma que lo ha posicionado como uno de los mejores de la MLB en su carrera de nueve años.

Altuve logró el martes la cifra de 100 vuelacercas con el uniforme de los Astros de Houston, que además lo ayudó a subir en la tabla entre los líderes de la franqucia. 

El “bambinazo” llegó en la parte baje de la tercera entrada para romper un empate 1-1 y darle a los Astros una ventaja de 2-1.

El batazo de vuelta entera se registró a 102 MPH y fue rastreado aproximadamente 301 pies del plato, según datos de la empresa Statcast. 

Este cuadrangular de Altuve no se compara con el majestuoso jonrón que bateó contra los Yankees, la jornada anterior, con 109.1 MPH, el segundo golpe más duro de su carrera en la Gran Carpa.