La temporada 2020 de las Grandes Ligas, que debió comenzar en marzo pero fue pospuesta por la pandemia, arrancó la semana pasada con el calendario regular acortado de 162 a 60 juegos que se disputan a puerta cerrada

Las Grandes Ligas (MLB) de béisbol aplazaron el partido que debían disputar este viernes los Cerveceros de Milwaukee y los Cardenales de San Luis, que registraron varios casos de coronavirus en su organización.

Mientras se practican más pruebas en la franquicia, la MLB decretó que el juego del viernes pase al próximo sábado, jornada en que habrá una doble cartelera entre Milwaukee y San Luis, y mantuvo el otro partido entre ambos equipos programado para el domingo.

Según la cadena ESPN, los casos positivos en los Cardenales corresponden a dos jugadores, con lo que sería el segundo equipo de la MLB en tener peloteros contagiados de COVID-19 desde el inicio de la temporada el 23 de julio.

Los Marlins de Miami fue el primer equipo en registrar contagios, al sufrir un brote en su vestuario y identificar en las últimas horas otro caso positivo, sumando 18 beisbolistas contagiados y dos entrenadores, según ESPN.

Las Grandes Ligas ya habían aplazado todos los juegos de esta semana de los Marlins y de los Filis de Filadelfia, equipo que jugó durante el fin de semana pasado contra la franquicia de Miami y que este pasado jueves tuvo que cerrar sus instalaciones debido al contagio de dos empleados.