El lanzador de 35 años, fue golpeado por una bola lanzada por Andrew McCutchen y al llegar al clubhouse del equipo dio muestra de un fuerte dolor que finalmente  no  resultó en nada grave

El venezolano de los Nacionales de Washington, Aníbal Sánchez, sufrió este miércoles un pelotazo y tuvo que salir del juego ante Filis; sin embargo, se le diagnosticó una breve contusión y ya puede caminar con normalidad, por lo que las alarmas en el club rojo se apagaron.

El lanzador de Maracay, vive su primera experiencia con el cuadro de Washington y llegó proveniente de los Bravos de Atlanta.

Con información de Meridiano