Este encuentro será el primero en competiciones europeas que tenga público en las gradas, con unos 15.000 espectadores en el Puskas Arena de Budapest

El entrenador del Bayern Múnich Hansi Flick no se reserva nada y saldrá con todo su poder ofensivo para enfrentarse al Sevilla en la Supercopa de Europa que se disputará este jueves en Budapest.

El campeón de Europa jugará con su goleador Robert Lewandowski en punta y por detrás una línea de tres con Leroy Sané y Serge Gnabry por las bandas y Thomas Müller por el centro.

La principal novedad en el cuadro germano es la presencia del francés Lucas Hernández en el lateral izquierdo por el joven canadiense Alphonso Davies, 19 años, la gran revelación del Bayern la pasada temporada.

Foto: AFP

En el Sevilla, campeón de la Europa League, su técnico Julen Lopetegui pone al que parece que será su equipo titular esta temporada, con el brasileño Diego Carlos en el eje de la defensa, su compatriota Fernando acompañando en el centro del campo a Ivan Rakitic y Joan Jordán y al argentino Lucas Ocampos en punta junto a Suso y al holandés Luuk de Jong.

Este encuentro será el primero en competiciones europeas que tenga público en las gradas, con unos 15.000 espectadores en el Puskas Arena de Budapest, que tiene una capacidad de 68.000 personas.

Las competiciones europeas de clubes fueron suspendidas en marzo por la pandemia del nuevo coronavirus y su desenlace se aplazó a agosto, en una sede única, pero sin público.