En marzo el Consejo de World Athletics aprobó la hoja de ruta para la rehabilitación de la FRA, suspendida desde 2015 por connivencia con el dopaje

Tres campeones mundiales, la saltadora María Lasitskene, la pertiguista Anzhelika Sídorova y el vallista Serguéi Shubenkov, han entrado en la lista de diez atletas neutrales rusos que participarán en los Juegos Olímpicos de Tokio.

La Federación Rusa de Atletismo (FRA), encabezada por la legendaria Irina Priválova, anunció hoy la lista, aunque la prensa ya había filtrado sus nombres tras el campeonato nacional celebrado el fin de semana. World Athletics ya ha había informado a Rusia de que no podría enviar a Tokio más de diez atletas, que competirá en calidad de neutrales, sin bandera ni himno.

Priválova ya había confirmado la presencia de Lasitskene, la triple campeona mundial, a la que una lesión muscular ha tenido en el dique seco desde finales de mayo.

También se sumó en el último momento Shubenkov, inmerso en un escándalo de dopaje del que fue absuelto esta misma semana. Shubenkov, campeón europeo y mundial de 110 metros vallas, fue apartado en enero pasado después de dar positivo un mes antes por acetazolamida, un diurético que se utiliza para ocultar el consumo de sustancias prohibidas.

La Unidad de Integridad del Atletismo (UIA) anunció el 22 de junio que el vallista ruso no había cometido ninguna infracción, después de que un tribunal disciplinario admitiera que el caso era “verdaderamente excepcional”. La explicación es que Shubenkov ingirió involuntariamente los residuos de una medicación utilizada para el tratamiento de su hijo de tres meses.

También han entrado en la lista la saltadora de longitud Daria Klíshina, la única atleta rusa que compitió en los Juegos de Río por el dopaje de Estado; y el saltador de altura Iliá Ivaniuk, que saltó 2,37 metros esta temporada.

Los otros cinco atletas elegidos son otro saltador de altura, Mijaíl Akimenko; los marchadores Elvira Jasanova y Vasili Mizinov (20 kilómetros); el lanzador de martillo Valeri Pronkin; y también Iliá Shkurenev, que será el representante ruso en el Decatlón.

En marzo, el Consejo de World Athletics aprobó la hoja de ruta para la rehabilitación de la FRA, suspendida desde 2015 por connivencia con el dopaje.