Tres tatuajes, historias diferentes y un mismo santo: los venezolanos relatan por qué llevan al Dr. José Gregorio en las venas

Los venezolanos devotos del Dr. José Gregorio Hernández, marcan la fe por él y se tatúan la imagen de su santo. Los fieles del nuevo beato, relatan a Contrapunto.com el motivo de sus tatuajes y la historia ferviente detrás de llevarlo con ellos.

Nathaly Braga de 35 años, lleva tatuada “en las venas” desde hace un mes la imagen de José Gregorio Hernández, acompañada de la palabra fe con un tamaño promedio de 5×6 cm en la parte inferior de la muñeca izquierda, “del lado del corazón”, indicó.

La devota se refirió al motivo de su tatuaje, como “la historia más linda de todas”, tras contar que tiene tres hijos y la última de ellos fue un milagro de la bondad del santo.

“Mi hija fue prematura y nació sin saber respirar y además venía asfixiada con doble circular de cordón, inmediatamente entró a cuidados intensivos y para mi alta, ella debía permanecer en supervisión bajo tratamiento por sondas para poder respirar y comer; y cuando nos informan esto, nosotros se la encomendamos al Dr. José Gregorio Hernández”, contó.

“Cuando me van a dar de alta, abrieron la puerta de la habitación y vi la silueta de José Gregorio Hernández parado enfrente y escuché que nos dijeron que nos quedarnos tranquilos, que íbamos a salir de esta y que él la iba a a cuidar (…) mi esposo rompe en llanto tras preguntarme si también lo había visto y me dice: quédate tranquila, que nuestra hija sale de esto”, relató Nathaly Braga.

“Luego de un mes a mi gorda le dan de alta y fue un milagro”, detalló tras contar que otros bebés que también nacieron con complicaciones y fueron llevados a cuidados intensivos, para el alta de la bebé ya no estaban ahí. Actualmente la niña tiene 9 años “y más nunca en la vida sufrió absolutamente de nada de eso”.

Explicó que su esposo siempre había sido devoto de José Gregorio, después de haber sufrido un accidente hace años.

También comentó que se tatuó un día jueves, antes de que su esposo presentara malestar de la COVID-19 y tuviera saturación de 70% a lo que pidió a la imagen de su santo, “ayer te sentí y te tengo en mis venas, hoy te lo pido con mayor avocación”, al día siguiente su esposo tiene una “gran evolución” consigue pasar a saturar a 95% y le dan de alta.

Por último agregó que se mantienen ligados a la devoción por el Dr. José Gregorio, lo visitaron en en el momento que anuncian su beatificación y señaló, que “la única visita que tenemos pendiente es ir a Isnotú”, finalizó Braga.

Jaime Rodríguez, abogado de 44 años es el protagonista del segundo tatuaje, hace un año decidió marcar su pierna derecha con la imagen tradicional del Dr. José Gregorio vestido de traje y con las manos atrás, en un promedio de 15 cm.

Rodríguez confesó que la idea del tatuaje rondaba en su mente desde hace 3 años.

El fiel devoto, explicó que la motivación de tatuarse la figura del nuevo beato, corresponde a la vivencia de afrontar el diagnóstico de cáncer a Tatiana, quién fue su pareja por “muchos años”.

“Tuve un evento traumático junto a una pareja con la que conviví y enfermó de cáncer y durante todo el proceso de la enfermedad fue una constante José Gregorio, “ella depositaba su fe en él y todos los sábados íbamos a la iglesia La Candelaria e incluso hicimos amistades allí” reseñó, en relación al vinculo por el santo.

Sin embargo, Rodríguez señaló que “el milagro no se dio y aun así para la fecha de su muerte, visitamos a Isnotú”. Actualmente conserva en la puerta de su casa “un sticker que mandó a hacer Tatiana” de un aproximado de 1,72 cm.

Por otra parte, agregó que es católico bautizado y expresó que para él, José Gregorio Hernández además de ser una creencia, es un ejemplo de “venezolanidad que va más allá de lo religioso”, dijo Rodríguez.

En este sentido, señaló admiración por el beato y su biografía “es hombre de provincia que migra a Caracas a estudiar a mi universidad, la Universidad Central de Venezuela (UCV), y muestra un ejemplo de superación (…) además de que en los primeros años de su carrera se interesaba por la economía y porque su profesión tuviera un remuneración digna”.

Resaltó con aprecio la práctica de la medicina del Dr. en varias áreas estando en Venezuela, antes de viajar a Francia y su regreso con la intención de “modernizar al país entorno a la incursión de laboratorios de infectología”.

Finalmente, acotó que su padres tienen descendencia española “He viajado dos veces a la tierra de mis padres y las Islas Canarias con Venezuela tienen una relación muy estrecha y cuando llego allá y visito a mis familiares fallecidos en el cementerio y encuentro lápidas de otros con José Gregorio”, relató Rodríguez.

El último y tercer tatuaje del santo, pertenece a Alonso Calatrava, periodista de 24 años, quién lleva desde hace 9 meses marcado al Dr. José Gregorio de 12×6 cm en el antebrazo izquierdo.

Aunque el beato es significativo para temas relacionados a la salud, hay devotos que apuestan por su misericordia para dar respuesta a otras peticiones.

“En su momento le pedí con fervor salir de una depresión que atravesaba”, confesó Calatrava.

Además, aseguró que su familia por parte materna son devotos del Dr. José Gregorio Hernández, en especial su abuelo.

El periodista, ha capturado con su lente más de 50 momentos emotivos en Caracas, relacionados a devociones por parte de los fieles del santo.

Foto: Alonso Calatrava

Calatrava, señaló que de sus siete tatuajes el de José Gregorio es el primero de ellos que “sanó sin sangrado y rápidamente”, concluyó.