“Estamos encontrando las coincidencias de dos amigas que convergen en un sitio para hacer una velada musical y poética. Mujeres que hacen una ofrenda a mujeres desde la picardía, desde la nostalgia, desde el despecho, hay tango bolero y merengues venezolanos”.

Así describe Miguel Issa la Mirada de Mujer en la que está implicado con Elena Gil y Claudia Delgado, un espectáculo que se presentará este 27 de marzo a 11:30 de la mañana en Centro Cultural BOD.

Estos tres artistas decidieron juntarse al pianista Gabriel Fernández ,quien además de su formación musical explora sonoridades electrónicas para conectarse con la tierra o la nocturnidad del llano.

Elena Gil nos cuenta que trajo a esta Mirada de Mujer “un repertorio que mira hacia la canción caribeña de cuna que siempre me ha gustado, los cantos del sur”.

“En el repertorio también esa simpatía de la mujer, que lo interesa cómo la ve la suegra. Yo estoy interesada en mi negro”, comenta con picardía Elena Gil, a la vez que destaca el experimento en la escena dirigido por Issa: “Me estoy cambiando el chip”.

La otra cara de esta Mirada de Mujer tiene el rostro de una joven que tiene la musicalidad en la sangre y la refleja en una voz que tiene el poder de la ternura y lo telúrico del saber lo que se está haciendo.

“Admiro a Miguel Issa y sus montajes y Elena es una

Energía que emana luz y alegría, por eso hicimos click en esos encuentros domésticos caseros y parranderos”, dice Claudia Delgado.

-¿Cuál es tu aporte a este lenguaje de la Mirada de mujer?

-Es la mirada de una mujer joven que a través de otras generaciones aprendió cosas de la tradición y que las puede vestir con su propio toque respetando la esencia misma.

Mirada de Mujer se estará presentando este 27 de marzo a 11:30 de la mañana en Centro Cultural BOD.