JJosé Tomás Angola es el Macbeth que pasa de la ambición al terror. Sandra Yajure es la Lady Macbeth que alienta los crímenes y después no logra quitar la sangre de sus manos. Con esta obra -que parece escrita en el presente venezolano- se inaugura la Experiencia Shakespeare en el año 2020 en la Asociación Cultural Humboldt

William Shakespeare conoció el alma humana en profundidad. Como buen inglés, supo de la fuerza del amor, de la erosión que causa el poder sin escrúpulos. En Macbeth logró mostrar lo que hace un ser humano por alcanzar la supuesta gloria de ser poderoso a costa de lo que sea.

Macbeth mata y traiciona. Lo alienta su esposa, Lady Macbeth, y ambos se manchan las manos de sangre. La muerte los empieza a acompañar.

Esta tragedia se escenifica este fin de semana y el próximo en la Asociación Cultural Humboldt de Caracas, bajo la dirección de Federico Pacanins. José Tomás Angola asume el reto de representar a Macbeth y de llevar esta metáfora sobre el poder a la escena caraqueña. Angola logra enseñar lo que sucede con el traidor y “usurpador”, que pasa de la ambición al terror.

Una revelación de este montaje de Pacanins es el peso que tienen en escena las tres brujas: “Las brujas sexy” que auguran lo que viene. El ascenso de Macbeth, y su ruina. Ellas asumen sus roles con fuerza y decisión.

Macbeth es rey, pero a costa de renunciar a la vida que tenía. Los fantasmas empiezan a acosarlo. Lady Macbeth enloquece. Sus crímenes la persiguen. No logra quitarse el color y el olor de la sangre de sus víctimas.

No hay poder eterno, y el propio Macbeth lo comprueba cuando los soldados cubiertos de ramas (el bosque que auguraron las brujas) llegan a matarlo.

Con esta obra se inaugura la Experiencia Shakespeare, en el año 2020, en la Asociación Cultural Humboldt.