La serie, que llegó a su final el pasado mes de mayo, se alzó frente a sus competidores con un récord que es considerado el Oscar de la televisión

Ninguna otra serie dramática ha recibido tantas nominaciones como la fantasía que llegó a su final en mayo, entre duras críticas de sus fanáticos.

Game of Thrones buscará su última estatuilla como mejor serie dramática, en la entrega del galardón en el que fue también nominada en las categorías de actuación para Emilia Clarke, Kit Harington, Gwendoline Christie, Lena Headey, Sophie Turner, Maisie Williams, Alfie Allen, Nikolaj Coster-Waldau, Michael Kelly y Peter Dinklage, reseñó AFP.

La fantasía medieval, que narra la historia de familias disputándose el trono de los siete reinos, es el programa de ficción más premiado en las siete décadas de historia de los premios, con 161 nominaciones y 47 estatuillas, incluida la de mejor serie dramática en 2018.

La aclamada The Marvelous Mrs. Maisel le siguió a Juego de Tronos en número de nominaciones, con 20, incluida mejor comedia y por la actuación de Rachel Brosnahan y Alex Borstein.

HBO finalizó por su parte como la cadena más nominada para la edición de 2019 con 137, superando a Netflix, que recibió 117.