Un 8 de julio pero de 1977 se detuvo la pluma del cuentista, periodista y diplomático venezolano, recordado por un estilo propio en el que predominó lo fantástico. Obras como La Tuna de Oro y La tienda de Muñecas, son dos de las creaciones con las cuales traspasó nuestras fronteras

De la localidad de El Tocuyo, en el estado Lara, surgió un venezolano de esos que aunque mueran se mantienen siempre presentes por los aportes hechos en vida. Se trata de Julio Garmendia, un periodista y escritor, cuentista, que al igual que muchos de los asiduos a esta tarea, terminó por ser también un representante diplomático.

En la conmemoración del aniversario número 42 de su partida física, Contrapunto, comparte el primer cuento publicado de Garmendia y con el cual se le reconoció como introductor del Realismo Fantástico en Hispanoamérica.

Se trata de La tienda de muñecos, un cuento corto publicado en el año 1927 con el que le dio inicio a su incursión en este género.